Barreras Móviles: un avance hacia caminos inteligentes

 

En las ciudades con gran caudal de tránsito, las principales vías urbanas de acceso a un área central, el flujo de tránsito depende de manera casi exclusiva de los períodos horarios. En las denominadas ‘horas pico’ la congestión vehicular será siempre hacia el mismo sentido de la vía de circulación, la que lleve al centro de la ciudad donde generalmente se concentra la actividad laboral, mientras que en sentido contrario hay una baja utilización del/los carril/es. 

Una efectiva solución a la descongestión del tránsito en estas horas es el uso de las Barreras Móviles.

Las vías inteligentes con barrera móvil pueden ajustarse a las demandas de tránsito que varían a lo largo del día, generando una utilización de calzada más eficiente y permitiendo el ahorro de tiempo a las personas que se trasladan hacia y desde sus trabajos.

Las Barreras Móviles permiten variar rápidamente el número de carriles en uno y otro sentido y agilizar el desplazamiento de vehículos sin interrupciones en la circulación, incrementando la capacidad efectiva de la red de corredores sobre los cuales se esté aplicado el sistema. Esto resulta beneficioso especialmente en vías con mucho volumen de tránsito y en cuellos de botella, como entradas a túneles, puentes y autopistas.

El beneficio más destacable de las Barreras Móviles es que permiten aumentar la capacidad vial proporcionando un carril reversible desde la calzada con baja utilización  hacia la calzada con tránsito en hora pico, con  reducido tiempo y costo de ejecución.

El sistema de Barreras móviles se puede aplicar de dos formas diferentes, dependiendo del esquema que presente la vialidad donde será implantado el mismo:

Sistema de Mediana Móvil: 

Esta aplicación permite la generación de un carril por medio del corrimiento del eje cental de la autopista, sin establecerse una separación física del carril adicional con respecto al flujo que circula en la misma dirección.

Sistema de Carril a Contraflujo:

Con esta aplicación, la adición del carril presenta una separación física con las otras corrientes vehiculares, tanto para la que circula en la misma dirección como la que lo hace en sentido contrario.

Con el uso de la Barrera Móvil se mejoran las condiciones de circulación en el sentido de saturación, sin ocasionar inconvenientes en el sentido inverso. Y entre otras cosas, permite la adaptación a distintos anchos y principalmente la movilización de la barrera mientras circula en una u otra dirección.


Ing. Gonzalo Carus, especialista en Transporte y Tránsito.

 
IRV | Ingeniería en Relevamientos Viales S.A. | Av. Belgrano 485 8° 18 | (C1092AAQ) Buenos Aires, Argentina | Tel / Fax: (+54 11) 4343-0213
Powered by Edición Integral