Sistemas de Georreferenciación

Es difícil pensar en la existencia de una disciplina que avance y se desarrolle individualmente; una disciplina que no se nutra de otras para crecer y superarse. Es difícil pensar en una disciplina que no interrelacione con otras, que no tome prestado argumentos externos, que no se inmiscuya en otros órdenes y que se quede en los límites originales de su existencia.

Las ciencias encargadas de estudiar la relación entre sociedad y  territorio son un ejemplo de esta aseveración. Desde enfoques sociales, económicos, políticos etc. esta relación ha sido y sigue siendo analizada. En esta dualidad, es la  sociedad la que de manera consciente imprime sobre el territorio las consecuencias de sus actos. 

Las denominadas ‘Ciencias del Territorio’ (como por ejemplo, Geografía y Ciencias Ambientales) cumplen con las características antes mencionadas: son ciencias que al estudiar la dinámica entre la sociedad y el territorio requieren acudir a otras disciplinas para analizar los diversos problemas presentes en una sociedad  

El análisis de un territorio y sus componentes conlleva el desarrollo de tareas que permiten abordar la temática a estudiar desde tantas ópticas como variantes de estudio existan.

La Geomática es un término científico moderno que está siendo actualmente muy utilizado para englobar a aquellas disciplinas que tienen injerencia en tecnologías vinculas a las ‘Ciencias del Territorio’. 

Los Sistemas de Información Geográfica (SIG o GIS por sus siglas en inglés - Geographic Information System) forman parte de estas disciplinas empleadas en el estudio de problemáticas inherentes a lo territorial, permitiendo la integración de información de distintas fuentes dado el carácter digital de los datos que lo integran. 

Una de las definiciones más comúnmente utilizadas para determinar qué son los SIG es que se trata de una base de datos georreferenciada a partir de la cual se pueden realizar diversos estudios y análisis de cuestiones que tengan como aspecto central al territorio. Es decir, es una herramienta que a partir de la elaboración de cartografía temática en formato digital permite construir representaciones del mundo real así como de futuros posibles escenarios.  

Los componentes básicos de un SIG son: Software; Hardware; Datos geográficos; Base de datos; Personal; Procedimientos de trabajo.

Existen diferentes ámbitos de aplicación donde implementar este sistema, entre ellos se pueden destacar los recursos naturales, la salud, la seguridad las obras y servicios públicos, administración, catastro, educación, población, ingeniería, infraestructura y transporte.

La utilidad principal de este sistema reside en que es una herramienta de gestión sumamente productiva para los gobiernos ya que permite administrar la información adecuadamente al facilitar la realización de inventarios y permitir tener una visión de conjunto de las diversas variables que pueden ser causa de  problemáticas propias de un municipio, área o región. Asimismo, la visión en conjunto también puede permitir anticipar escenarios adversos.

Al utilizar un sistema de georreferenciación de la información en formato digital esta es presentada en capas permitiendo la superposición de los diferentes datos, obteniendo así una visión conjunta sobre el territorio en un único mapa temático, posibilitando el análisis integral territorial y el cruce de información sin necesidad de salir al campo.

Muchos municipios de nuestro país no cuentan con tecnología para el desarrollo de este tipo de sistemas suponiendo que quizás la inversión en software es el mayor obstáculo, sin embargo existen diversos softwares (libres y gratuitos) que para tareas iniciales son muy útiles. Lo importante es que quien desee implementar y desarrollar un sistema de estas características tenga un amplio conocimiento de cuestiones referidas al qué, por qué, cómo y para quién.

El primer paso sería la recopilación de toda la información geoespacial a inventariar y  traducirla al lenguaje del sistema para su posterior importación en una base georreferenciada. Estos datos pueden ser de diverso origen (archivos CAD, planos, planillas Excel, puntos GPS, localización descriptiva de activos municipales, etc.).

También deberá diseñarse una base de datos que almacene los datos alfanuméricos que apunten a enriquecer el sistema.

Una vez generadas las bases (geográfica y alfanumérica) es posible enriquecer los datos generando diversa información territorial que puede ser analizada desde múltiples enfoques. Así, el SIG se presenta como un instrumento de gestión destinado para el análisis de  problemáticas territoriales.

Una clara aplicación del SIG como herramienta de planificación en una determinada región puede ser el análisis del nivel de prestación de servicio en educación y salud. Para esto será necesario trabajar con dos variables: población y salud - educación. A través de un mapa se podrán localizar aquellas áreas con mayor densidad de población, analizar la composición en edades e identificar la población etaria más vulnerable que requiere necesariamente la prestación de estos servicios.

Sobre ese mapa se podrán localizar los establecimientos (educativos y sanitarios) para  analizar el área de influencia en relación a la población discriminada anteriormente (siendo niños y adultos los que mayor nivel de atención requieren).

Identificadas las zonas que requieren mayor prestación de servicio se deben analizar las posibles causas que originan estas deficiencias, como por ejemplo: prestación de servicios públicos, vías de comunicación, tipo de accesibilidad, entorno ambiental, etc.  

De esta manera, el SIG permite trabajar con la superposición de diversos tipos de información, posibilitando  la creación de  potenciales escenarios territoriales. Esta es una de las ventajas del SIG que permite “jugar” con un sinfín de variables con incumbencia en el ámbito territorial, convirtiéndose en una práctica herramienta en la gestión territorial para desarrollar políticas públicas para la gestión gubernamental.

 
IRV | Ingeniería en Relevamientos Viales S.A. | Av. Belgrano 485 8° 18 | (C1092AAQ) Buenos Aires, Argentina | Tel / Fax: (+54 11) 4343-0213
Powered by Edición Integral